Nosotros 
 

Somos tres colegas trastornados por culpa del cine dispuestos a entretenerte. Jipiando Cine comenzó siendo tan solo un canal de YouTube y a día de hoy solo nos falta lanzar al mercado nuestras bebidas energéticas.

Síguenos
  • icono-twitter-jipiandocine
  • icono-facebook-jipiandocine
Escríbenos algo
Mientras tanto en Instagram

© 2019 por Jipiando Cine.

¿Que quiénes somos?

Un día Juanjo le dice a Jose: "Illo, si quieres hacer vídeos en YouTube tienes que poner el careto."

Así  comienza la historia de Jipiando Cine, con muchas ganas, poco tiempo  y comentarios tipo: "¿Qué pasa, ahora sois youtubers?" Esa pregunta que mucha gente asocia a ser vago, maleducado y sin pasión por nada. Pues sí, Jipiando Cine comenzó en YouTube y ahora quiere conquistar el mundo.

Jose L.

estévez

Yo pongo el careto en los vídeos.

 

Cuentan que mi madre sufrió especialmente conmigo durante el parto, no solo porque nací arrugado, con pelo blanco y una oreja torcida, sino que ya llevaba una réflex colgada del cuello y aquellas cámaras analógicas de los 80 eran de hierro.

Solo puedo decir que creando vídeos me siento especialmente en el sofá, porque si editas durante horas en la silla te acaba doliendo la espalda y no mola teniendo solo 32 años.

 

nora

noerayo

Soy Nora la jipiadora y escribo artículos sobre lo jipiado en Cine y Series. Escribo sobre naves más allá de Orión, artículos que se perderán como lágrimas en la lluvia.

Sobre mi espalda cargo miles de horas de visionado cinéfilo, desde lo que muchos llaman cine cutre hasta el cine culto y el oculto. Yo te hablaré siempre de lo que más me fasCINE.

Hay algo más que deberíais saber de mí. Me gusta el olor del napalm por la mañana.

 

j.j.

franco

Yo soy al que Jose engaña para grabar los vídeos, fotos, hacer efectos, diseñar la web y un largo etcétera que suma una gran deuda en pizzas, hamburguesas y suscripciones de PlayStation Plus.

Me encanta estar al tanto de los avances tecnológicos. Es por eso que he mandado una carta a Apple para donar mi cerebro para que así, en sus primeras versiones de robots humanoides, pueda seguir aprendiendo en el futuro que vivirán mis nietos.